Clínica de ortodoncia especializada - Rep. del Salvador, 32 1ºA - 15701 Santiago de compostela - Telf: 981 595 477 - Fax: 981 595 489

Centro de Ortodoncia Especializada
¡Síguenos!
981 595 477

Implantes dentales

La implantología dental es la disciplina de la Odontología que se ocupa de estudiar y reemplazar las piezas dentales perdidas, mediante la utilización de implantes principalmente de titanio.


El implante está considerado como una de las mejores soluciones para restaurar las bocas con ausencia de piezas dentales. En nuestra clínica realizamos un diagnóstico exhaustivo, un análisis individualizado y un tratamiento odontológico competente para el éxito de los implantes dentales. A continuación, os ayudamos a conocer más en profundidad esta técnica y a resolver las dudas más frecuentes:

¿Qué son los implantes dentales?

Diagnóstico periodontal La Sociedad Española de Periodoncia (SEPA) define los implantes dentales como “aditamentos, raíces artificiales, creados para sustituir dientes ausentes o perdidos por cualquier causa, capaces de integrarse hasta el punto de convivir de forma sana”. En realidad, se trata de un pequeño tornillo de titanio puro que se adhiere al hueso y actúa como sustituto de las raíces dentales.

Los implantes son estructuras de titanio con forma de tornillo. Que estén confeccionados en titanio no es casual. El titanio es capaz de osteointegrarse en el hueso, es decir, que se fusiona firmemente al hueso. Esta capacidad permite que los implantes se comporten como raíces y puedan sujetar las prótesis.

Gracias a los implantes dentales se pueden reponer los dientes que se han perdido. Se comportan de manera semejante a un diente porque permite masticar, hablar y sonreír con naturalidad.

¿Cómo son los implantes dentales?

El implante dental consta de tres partes:
- El implante dental que es un pilar cilíndrico de titanio, que queda bajo la encía (2).
- Un pilar protésico intermedio atornillado al implante, que es la porción de la fijación que emerge en la boca.
- La corona o prótesis que recubre el pilar protésico (3).

¿Cómo se colocan los implantes dentales?

En la primera visita realizamos un diagnóstico en el que estudiamos y evaluamos mediante radiografías qué tratamientos son los más idóneos para el paciente. Después, mediante estudios tridimensionales, determinamos la longitud y el diámetro del implante.

La colocación de un implante dental se realiza mediante una pequeña operación quirúrgica con anestesia local que consiste en crear un lecho en el hueso maxilar para introducir el implante.

Mediante un proceso biológico conocido como osteointegración, el organismo establece una conexión directa entre el hueso y la superficie del implante. Este proceso puede varios meses. Cuando la fase inicial de curación y osteointegración está completada, colocamos un pilar que conectará el implante dental a la corona.

¿Es un proceso doloroso?

Los implantes dentales no duelen, son cirugías poco invasivas y que no producen dolor. Se colocan con anestesia local para reducir al mínimo las molestias durante la intervención. Puede haber una ligera molestia posterior al día de la colocación del implante. Para tener un postoperatorio cómodo, aconsejamos una medicación que se adecue a las necesidades de cada paciente con arreglo al tratamiento realizado.

¿Por qué es importante reponer un diente perdido?

Es muy importante reponer los dientes que se pierden porque esa pérdida ocasiona una serie de alteraciones importantes en la boca:

Alteraciones funcionales: al faltar dientes se ve afectada la eficacia masticatoria del paciente. Esta pérdida de eficacia se debe a que existen menos superficies para la masticación. Además se produce un movimiento de los dientes adyacentes a la ausencia, es decir, los dientes de al lado comienzan a inclinarse para cubrir ese espacio, lo que ocasiona más alteraciones al descolocarse los dientes.

Alteraciones estéticas: la pérdida dentaria conlleva cambios estéticos importantes, que en ocasiones pueden llegar a ser irreparables. Este hecho se produce porque al perderse un diente, el hueso donde se hallaba comienza a reabsorberse.

Alteraciones fonéticas: la ausencia de dientes puede conllevar cambios en la fonación y vocalización de las palabras por la existencia de tramos sin dientes. Esos espacios sin dientes suelen ser ocupados por la lengua y la mucosa de los carrillos lo que puede provocar alteraciones en la fonación.

¿Qué pasa si pierdo un diente y no lo repongo?

El proceso de cicatrización de la encía suele durar unos 4 meses tras la extracción. Si tras este tiempo no optamos por reponer esa pieza, los dientes vecinos comienzan a moverse lentamente.

¿A partir de que que edad son recomendables?

En pacientes jóvenes solo pueden utilizarse implantes dentales cuando sus huesos están desarrollados. Por lo demás, no existe límite de edad, siempre que el paciente no presente factores de riesgo de salud importantes.

¿Qué ventajas tienen los implantes dentales frente a las prótesis tradicionales?

- Conservación de dientes naturales: Si optamos por sustituir un diente perdido con un puente, es necesario tallar los dientes adyacentes. Con los implantes dentales se conserva su estructura íntegra.

- Mejora del aspecto: Con la pérdida de los dientes, el maxilar sufre una reabsorción que afectará la estética facial.

- Solución a largo plazo: Los implantes dentales tienen un alto porcentaje de supervivencia a largo plazo.

¿Son caros?

El coste de un tratamiento con implantes varía en función de la complejidad del caso. En la Clínica elaboramos un presupuesto personalizado adaptado a cada paciente.

Aunque suponen una mayor inversión inicial, los implantes dentales son una opción más económica a largo plazo.

¿Cuánto duran?

Los estudios realizados a largo plazo han mostrado una fiabilidad superior al 90% en periodos de observación de 15 o más años

¿Qué riesgos puede haber?

No se ha demostrado que existan reacciones adversas al titanio, que se caracteriza por ser biocompatible, bioinerte, estable, con capacidad de integrarse con el hueso (osteointegración) y muy buena tolerancia por parte de los tejidos blandos.

Sin embargo, durante los meses siguientes a su colocación, los implantes pueden sufrir complicaciones que deriven en la falta de osteointegración y, por tanto, tienen que ser retirados.

Cuidados posteriores

Para poder colocar un implante resulta crucial una higiene oral impecable. Después de la colocación, los pacientes tienen que ser conscientes de que los implantes deben cuidarse. Una buena higiene oral y las visitas periódicas al dentista garantizan resultados satisfactorios.

Infección de los implantes

El implante necesita un mantenimiento periódico para evitar problemas de origen infeccioso. Los implantes no están exentos de problemas. Las dos patologías más frecuentes son la mucositis y la periimplantitis. Es importante señalar que el estado de salud del implante, viene determinado por la salud de la encía.

La mucositis es la inflamación de los tejidos que rodean al implante sin existir pérdida ósea alrededor del mismo. Es lo que en dientes equivaldría a la gingivitis.

La periimplantitis es una infección alrededor del implante que se caracteriza por inflamación y la destrucción del hueso que soporta al implante. Es lo que en dientes equivaldría a periodontitis.