Odontopediatría

Tratamientos de odontopediatría

La salud oral durante la infancia repercute de manera directa en el desarrollo hasta la madurez.

En la clínica de la Dra. Mónica Suquía, nos ocuparemos de cuidar y mantener de manera integral el bienestar bucodental de los más pequeños mirando que adquiera hábitos de higiene y alimentarios correctos con técnicas de odontopediatria especializadas.

Hoy vamos al dentista

Los niños pueden tener miedo a personas y a los lugares desconocidos pero el miedo a ir a su visita de odontopediatría no es algo natural.

Actualmente, las técnicas de odontopediatría permiten hacer tratamientos con molestias mínimas, aunque la actuación del dentista no es siempre agradable (genera miedo tanto en niños como en adultos). Si no queremos que el niño tenga esta actitud cuando nos visita, se tiene que actuar con prudencia y sin mentiras.

Primeramente, y muy importante, no se puede condicionar el miedo con relatos de experiencias propias desagradables ni usar la visita al dentista como una amenaza.

Se debe transmitir a los niños confianza y seguridad cuando nos visiten y evitar las mentiras con frases como “no te hará daño” o no “sentirás nada” puesto que una única mala experiencia haría que tu hijo o hija no confiara más en tus consejos tranquilizadores.

Lo mejor es decirle que siempre tendremos cuidado de no hacer daño y que si hace un gesto de advertencia, el odontopediatra tendrá en cuenta sus molestias.

Niña cepillando los dientes

¿Cuándo llevar a los niños y niñas al dentista?

Es una pregunta que seguro todos los padres y madres se hacen. En términos generales, recomendamos que la primera visita de odontopediatría debe ser una vez finalizada la erupción de la dentición primaria, sobre los tres años.

¿Cómo prevenir la caries en niños?

A partir de los dos años, se tiene que iniciar al niño o la niña en su higiene oral, siempre con la ayuda de un adulto y usando el cepillo adecuado a su pequeña boca y la cantidad justa de dentífrico.

A partir de los ocho años, ya debe ser responsable de su higiene bucal, con el control esporádico de un adulto.

Odontopediatria de 0 a 3 años

Cuando erupciona el primer diente de leche es aconsejable realizar la primera visita al dentista infantil (odontopediatría).

Gracias a esta temprana visita, se puede establecer un programa preventivo para controlar la aparición de caries durante la infancia.

Otros factores que se tienen en cuenta en esta fase son la reducción de la lactancia materna después de la erupción del primer diente y el uso del chupete y la succión del dedo, conocidos como hábitos de succión no nutritiva.

Su prolongación puede provocar secuelas relacionadas con maloclusiones como la mordida cruzada o abierta en edades adultas.

Odontopediatria de 4 a 12 años

Para controlar el riesgo individual de caries que pueda tener cada paciente, es aconsejable realizar visitas periódicas al odontopediatra durante esta franja de edad.

La higiene dental en casa tendrá que estar controlada por un adulto hasta que el niño tenga la suficiente edad motora para realizarlo solo. Habrá que limpiar los dientes 3 veces al día y empezar a utilizar el hilo dental si fuera necesario.

Será de vital importancia mantener sana la dentición temporal hasta que se realice el recambio dentario de forma natural. La dentición temporal tiene funciones fundamentales como la masticatoria y el mantenimiento de espacio necesario para los dientes definitivos.

Examinando boca de niño

Caries

La caries dental es una infección producida por lo ácidos que generan las bacterias cariogénicas al metabolizar el azúcar. Su resultado es la desmineralización de la estructura dental.

Su aparición puede ser muy temprana, incrementándose en la erupción de los dientes de leche aunque es 100% prevenible.

Su diagnóstico se realizar a través de una exploración clínica por lo que se recomienda realizar una primera visita con el odontopediatra durante el primer año de vida para identificar posibles factores de riesgo y las pautas a seguir para evitarla.

Traumatismos dentales

Los traumatismos dentales son más comunes de lo que parecen ya que los niños están expuestos a múltiples caídas cuando empiezan a explorar el mundo que les rodea.

Cuando los dientes temporales sufren un traumatismo, es importante valorar la gravedad ya que un traumatismo severo como una intrusión (luxación del diente hacia dentro) o una avulsión (el diente sale íntegro del hueso) pueden causar serias complicaciones en los dientes sucesores permanentes.

Si el traumatismo ha sido en un diente definitivo es recomendable que se consulte a un odontopediatra lo antes posible para analizar si es posible conservar la vitalidad del diente a través de un tratamiento conservador.

Prevención en salud dental

La aplicación de medidas preventivas ayuda a reducir las enfermedades bucodentales. Una correcta higiene oral evita la aparición de caries siendo muy importante que el cuidado bucal se convierta en un hábito permanente para el niño.

Habrá que evitar en la dieta diaria la ingesta de azúcares, especialmente durante los primeros años de vida y fomentar una dieta saludable a base de fruta, verdura, yogurt natural y frutos secos.

También habrá que evitar la alimentación nocturna a través del biberón o del pecho materno a partir de la erupción del primer diente o mantener la higiene dental del bebé después de la toma.

Endodoncia

Tratamientos especializados de endodoncia

Cuando la caries se ha desarrollado hasta el punto de afectar al nervio, éste se infecta y se hace necesaria su extirpación, es decir, la endodoncia. Es el que popularmente denominamos "matar el nervio". La endodoncia es la única opción que hay para conservar el diente y su función una vez la pulpa (nervio) ha resultado malograda.

Durante la endodoncia se elimina todo el tejido nervioso infectado, se preparan los conductos y se llenan de un material que garantice un sellado eficiente.

En nuestra clínica dental en Santiago disponemos de los métodos más sofisticados para llevar a término la endodoncia.

Mecanizamos al máximo el proceso de endodoncia para que sea lo más exacto posible, utilizando sistemas de medición de los conductos radiculares para garantizar un sellado correcto de los mismos y minimizar las molestias post-tratamiento de endodoncia, que a veces pueden permanecer varios días, pero que suelen solucionarse con el tiempo y la medicación apropiada.

La endodoncia es el nombre que recibe el tratamiento de los conductos radiculares del diente, lo que popularmente se conoce como “matar el nervio”. A pesar del nombre popular, esta técnica va mucho más allá de la inactivación del nervio ya que se encarga de extirpar parcial o totalmente la pulpa dental para posteriormente rellenar el espacio dental, devolviendo la funcionalidad a la pieza y acabando con el dolor.

Por lo general, el tratamiento de conductos se realiza cuando una caries dental profunda alcanza la cavidad pulpar aunque también se recurre a ella para tratar piezas fracturadas.

Endodoncia mecanizada

La endodoncia mecanizada es el tratamiento del nervio del diente que dañado por las bacterias afecta el nervio invadiendo la raíz y afectando incluso el hueso maxilar. Si bien es cierto que puede ser un procedimiento doloroso, no todos los pacientes padecen la misma intensidad en la molestia del tratamiento, llegando al extremo de no sentir nada. En cualquier caso, siempre que se hace el tratamiento de conductos el paciente debe ser anestesiado para evitar cualquier molestia.

La clínica de la Dra. Mónica Suquía dispone de modernos avances tecnológicos (localizador apical, radiovisiografia, motor del sistema mecanizado) que junto con la aplicación de materiales de la más alta calidad de nueva generación, brindan a nuestros pacientes un servicio de endodoncia predecibles de excepcional precisión y rapidez, y con ello mayores tasas de éxito en al tratar el nervio del diente.

El endodoncista procederá a limpiar todo el tejido destruido, rellenándolo y sellándolo para lograr así conservar dientes y muelas, que de no ser tratados con endodoncia deberían ser extraídos.

Según la AEDE, los endodoncistas son dentistas especialistas que han limitado su práctica exclusivamente o mayoritariamente a la endodoncia dental debido a que es necesario adquirir una gran habilidad y precisión. Se distinguen por su avanzada destreza y conocimientos en los tratamientos de conductos.

En algunas ocasiones y si el grado de destrucción de la pieza es muy grande, se requiere la colocación de un poste o perno que de mayor sujeción al diente. Después se procede a la protección de este trabajo con una funda o corona que lo recubra totalmente para poder continuar realizando sus funciones normales de masticación.

El tratamiento de conductos está indicado en las siguientes situaciones:

  • Cuando el paciente presenta dolor fuerte el tratamiento a realizar es la extirpación del tejido pulpar (lo que se conoce como matar el nervio).
  • Cuando no hay dolor, por lo general, este tejido pulpar ha sufrido una necrosis y el tratamiento consiste en eliminar los restos del tejido necrótico y el contenido bacteriano.
  • En ambos casos los conductos deben ser desinfectados y conformados. Una vez finalizada la limpieza y conformación, los conductos se rellenan de forma tridimensional y posteriormente el diente deberá ser restaurado.
Endodoncia dental

Fisura, fracturas y prótesis

Existen causas como fisuras, fracturas dentales o por necesidad protésica por las que puede ser necesario tratar el nervio del diente.

En estos casos la pulpa se encuentra vital y será extirpada por completo, siguiendo el mismo protocolo que en los casos anteriores.

Siempre que se hace el tratamiento de conductos el paciente debe ser anestesiado para evitar cualquier molestia.

En los casos con lesión en el hueso, se indica la aplicación de una medicación dentro de diente, que debe ser dejada en el mismo, 2 semanas aproximadamente. Una vez finalizado el tratamiento y restaurado el diente, se debe controlar la remisión de esta lesión en el hueso, mediante una radiografía, cuando han pasado 6 meses desde el tratamiento endodóncico.

Matar el nervio del diente suele hacerse en una sola sesión. Solo cuando el diagnóstico nos indique que hay un alto contenido de bacterias que han producido una lesión en el hueso, y según el tamaño de la lesión, el procedimiento podrá necesitar más de 1 sesión.

Desgraciadamente no siempre se puede salvar la pieza afectada. Cuando el paciente se presenta con una caries dental muy profunda, una fractura o un diente previamente tratado que haya fallado y este no cuenta con las condiciones necesarias para ser restaurado, no podrá ser tratado y se tendrá que proceder a la extracción del mismo (exodoncia).

Sin embargo, en algunos casos aún tenemos unos últimos recursos conservadores para intentar salvar el diente con tratamientos dentales: la reendodoncia o la cirugía periapical.

Estos procedimientos están indicados en todos aquellos casos de endodoncia mal hecha o técnicamente incorrectas que se han realizado previamente y han fallado. Consisten en la eliminación del material de relleno de los conductos y la desinfección de estos con su posterior rellenado tridimensional y su restauración respectiva.

Tratamiento multidisciplinar

Tratamientos dentales multidisciplinares

Es aquel tratamiento que se realiza en colaboración con varios especialistas para ofrecer al paciente el mejor resultado. El tratamiento interdisciplinar es necesario en pacientes adultos que presentan otros problemas bucales asociados como caries, ausencia de piezas dentales o problemas de encías.

Ha de señalarse que el ortodoncista debe tomar con frecuencia el papel de líder en el diagnóstico y la planificación terapéutica del paciente en el tratamiento interdisciplinar del adulto.

En nuestra clínica, la Dra. Suquía te informará de las diferentes opciones para conseguir una sonrisa perfecta.

Examinando niño

Caries

La caries es una enfermedad capaz de destruir el esmalte, que es la sustancia más dura del organismo humano. Ataca progresivamente todas las partes del diente y puede tener consecuencias muy graves para la salud.

Ausencia de piezas dentales

La boca es un engranaje perfecto, estructurada de una forma natural estratégica. Cada pieza tiene su función. Cuando se pierde una de ellas, la mordida adopta posiciones que en la mayoría de ocasiones son incorrectas y dañinas, con el objetivo de compensar la pieza o piezas perdidas, generando un desequilibrio completo del aparato estomatognático al tratar de encontrar la mordida “correcta”.

Ausencia de piezas dentales
Problemas de encías

Problemas de encías

La alteración del equilibrio de las bacterias que habitan en la boca y la acumulación del biofilm oral (placa bacteriana) pueden producir la inflamación y el sangrado de las encías, dando lugar a enfermedades de las encías que se desarrollan tanto sobre dientes (gingivitis y periodontitis).

Implantes dentales

Tratamientos con implantes dentales

La implantología dental es la disciplina de la Odontología que se ocupa de estudiar y reemplazar las piezas dentales perdidas, mediante la utilización de implantes principalmente de titanio.

El implante está considerado como una de las mejores soluciones para restaurar las bocas con ausencia de piezas dentales. En nuestra clínica realizamos un diagnóstico exhaustivo, un análisis individualizado y un tratamiento odontológico competente para el éxito de los implantes dentales.

A continuación, os ayudamos a conocer más en profundidad esta técnica y a resolver las dudas más frecuentes:

¿Qué son los implantes dentales?

La Sociedad Española de Periodoncia (SEPA) define los implantes dentales como “aditamentos, raíces artificiales, creados para sustituir dientes ausentes o perdidos por cualquier causa, capaces de integrarse hasta el punto de convivir de forma sana”. En realidad, se trata de un pequeño tornillo de titanio puro que se adhiere al hueso y actúa como sustituto de las raíces dentales.

Los implantes son estructuras de titanio con forma de tornillo. Que estén confeccionados en titanio no es casual. El titanio es capaz de osteointegrarse en el hueso, es decir, que se fusiona firmemente al hueso. Esta capacidad permite que los implantes se comporten como raíces y puedan sujetar las prótesis.

Gracias a los implantes dentales se pueden reponer los dientes que se han perdido. Se comportan de manera semejante a un diente porque permite masticar, hablar y sonreír con naturalidad.

Implantes dentales

¿Cómo son los implantes dentales?

El implante dental consta de tres partes:

  • El implante dental que es un pilar cilíndrico de titanio, que queda bajo la encía.
  • Un pilar protésico intermedio atornillado al implante, que es la porción de la fijación que emerge en la boca.
  • La corona o prótesis que recubre el pilar protésico.

¿Cómo se colocan los implantes dentales?

En la primera visita realizamos un diagnóstico en el que estudiamos y evaluamos mediante radiografías qué tratamientos son los más idóneos para el paciente. Después, mediante estudios tridimensionales, determinamos la longitud y el diámetro del implante.

La colocación de un implante dental se realiza mediante una pequeña operación quirúrgica con anestesia local que consiste en crear un lecho en el hueso maxilar para introducir el implante.

Mediante un proceso biológico conocido como osteointegración, el organismo establece una conexión directa entre el hueso y la superficie del implante. Este proceso puede varios meses. Cuando la fase inicial de curación y osteointegración está completada, colocamos un pilar que conectará el implante dental a la corona.

Mujer con manzana

¿Es un proceso doloroso?

Los implantes dentales no duelen, son cirugías poco invasivas y que no producen dolor. Se colocan con anestesia local para reducir al mínimo las molestias durante la intervención. Puede haber una ligera molestia posterior al día de la colocación del implante. Para tener un postoperatorio cómodo, aconsejamos una medicación que se adecue a las necesidades de cada paciente con arreglo al tratamiento realizado.

¿Por qué es importante reponer un diente perdido?

Es muy importante reponer los dientes que se pierden porque esa pérdida ocasiona una serie de alteraciones importantes en la boca:

Alteraciones funcionales: al faltar dientes se ve afectada la eficacia masticatoria del paciente. Esta pérdida de eficacia se debe a que existen menos superficies para la masticación. Además se produce un movimiento de los dientes adyacentes a la ausencia, es decir, los dientes de al lado comienzan a inclinarse para cubrir ese espacio, lo que ocasiona más alteraciones al descolocarse los dientes.

Alteraciones estéticas: la pérdida dentaria conlleva cambios estéticos importantes, que en ocasiones pueden llegar a ser irreparables. Este hecho se produce porque al perderse un diente, el hueso donde se hallaba comienza a reabsorberse.

Alteraciones fonéticas: la ausencia de dientes puede conllevar cambios en la fonación y vocalización de las palabras por la existencia de tramos sin dientes. Esos espacios sin dientes suelen ser ocupados por la lengua y la mucosa de los carrillos lo que puede provocar alteraciones en la fonación.

Implantes dentales

¿Qué pasa si pierdo un diente y no lo repongo?

El proceso de cicatrización de la encía suele durar unos 4 meses tras la extracción. Si tras este tiempo no optamos por reponer esa pieza, los dientes vecinos comienzan a moverse lentamente.

¿A partir de que que edad son recomendables?

En pacientes jóvenes solo pueden utilizarse implantes dentales cuando sus huesos están desarrollados. Por lo demás, no existe límite de edad, siempre que el paciente no presente factores de riesgo de salud importantes.

¿Qué ventajas tienen los implantes dentales frente a las prótesis tradicionales?
  • Conservación de dientes naturales: Si optamos por sustituir un diente perdido con un puente, es necesario tallar los dientes adyacentes. Con los implantes dentales se conserva su estructura íntegra.
  • Mejora del aspecto: Con la pérdida de los dientes, el maxilar sufre una reabsorción que afectará la estética facial.
  • Solución a largo plazo: Los implantes dentales tienen un alto porcentaje de supervivencia a largo plazo.
Implantes

¿Son caros?

El coste de un tratamiento con implantes varía en función de la complejidad del caso. En la Clínica elaboramos un presupuesto personalizado adaptado a cada paciente.

Aunque suponen una mayor inversión inicial, los implantes dentales son una opción más económica a largo plazo.

¿Cuánto duran?

Los estudios realizados a largo plazo han mostrado una fiabilidad superior al 90 % en periodos de observación de 15 o más años.

Odontóloga y paciente

¿Qué riesgos puede haber?

No se ha demostrado que existan reacciones adversas al titanio, que se caracteriza por ser biocompatible, bioinerte, estable, con capacidad de integrarse con el hueso (osteointegración) y muy buena tolerancia por parte de los tejidos blandos.

Sin embargo, durante los meses siguientes a su colocación, los implantes pueden sufrir complicaciones que deriven en la falta de osteointegración y, por tanto, tienen que ser retirados.

Cuidados posteriores

Para poder colocar un implante resulta crucial una higiene oral impecable. Después de la colocación, los pacientes tienen que ser conscientes de que los implantes deben cuidarse. Una buena higiene oral y las visitas periódicas al dentista garantizan resultados satisfactorios.

Implantes dentales

Infección de los implantes

El implante necesita un mantenimiento periódico para evitar problemas de origen infeccioso. Los implantes no están exentos de problemas. Las dos patologías más frecuentes son la mucositis y la periimplantitis. Es importante señalar que el estado de salud del implante, viene determinado por la salud de la encía.

La mucositis es la inflamación de los tejidos que rodean al implante sin existir pérdida ósea alrededor del mismo. Es lo que en dientes equivaldría a la gingivitis.

La periimplantitis es una infección alrededor del implante que se caracteriza por inflamación y la destrucción del hueso que soporta al implante. Es lo que en dientes equivaldría a periodontitis.

Periodoncia

Especialistas en tratamientos de periodoncia

La enfermedad periodontal es un proceso infeccioso que afecta a los tejidos que sostienen los dientes (hueso y encía) y cuyo resultado final, en ausencia de tratamiento, puede significar la pérdida de éstos. No obstante, estas enfermedades disponen de planes de tratamiento efectivos, con resultados muy positivos, siempre y cuando el paciente realice un adecuado mantenimiento.

La periodoncia trata las enfermedades que afectan a la encía y a los tejidos de soporte de los dientes.

La enfermedad se denomina gingivitis en su estadio más inicial y leve, y pasado un tiempo si no se recibe tratamiento, aparece la enfermedad periodontal o periodontitis.

¿Qué es la encía?

La encía es el tejido especializado que rodea los dientes y que cubre el hueso que los mantiene en posición.

Si la encía se encuentra sana...

Los dientes están firmemente sujetos, permitiendo su correcta función masticatoria y protegiendo al organismo de las agresiones e infecciones que pueden llegar a través de la boca.

Los dientes se adaptan de forma estable y festoneada, tiene un color rosa claro y, en ningún caso, debe sangrar. Pero el que no sangre no excluye enfermedad, tal es el caso de los fumadores.

Gingivitis

Es la inflamación de la encía. La enfermedad no afecta al hueso que rodea al diente. Se produce por el depósito de placa bacteriana, existiendo una relación directa entre la cantidad de placa y la severidad de la gingivitis.

¿Cuál sería la causa de la enfermedad periodontal?

La causa de estas enfermedades es de origen bacteriano. Todos tenemos gran diversidad de bacterias en la boca que si no eliminamos correctamente mediante una buena higiene oral, pueden penetrar en el espacio que existe entre el diente y la encía, provocando la inflamación y destrucción que define a este tipo de enfermedades.

"Existe una predisposición genética de padecer esta enfermedad"

Las bacterias por sí mismas no son capaces de provocar esta enfermedad, sino que necesitan una predisposición genética del individuo.

Otros factores

Existen otros factores que favorecen su desarrollo como el consumo de tabaco, la mala higiene oral, el estrés, el estado de salud general; la diabetes mal controlada o la toma de ciertos medicamentos.

Enfermedad periodontal

Se caracteriza por la destrucción progresiva de los tejidos que rodean las raíces de los dientes. Es una enfermedad infecciosa originada por bacterias, las cuales se introducen debajo de la encía y dan lugar a lo que se conoce como bolsas periodontales, a las que es imposible acceder con técnicas de higiene normales. Si no se trata a tiempo, puede producir la pérdida dentaria completa.

La finalidad principal del tratamiento es frenar la pérdida de hueso.

Hombre adulto

¿Qué relación tiene la enfermedad periodontal con mi estado de salud?

Si gozas de buena salud la enfermedad periodontal no tiene por qué afectar su estado general, limitándose a una infección localizada exclusivamente en la boca.

En pacientes que padecen enfermedades sistémicas crónicas como diabetes, enfermedades cardíacas, circulatorias, etc. puede afectar negativamente.

En la actualidad se ha demostrado una clara asociación entre:

  • Periodontitis y un mayor riesgo de sufrir infarto de miocardio.
  • Diabetes y la enfermedad periodontal descompensa el nivel de glucemia en las personas que padecen diabetes, y a su vez, la hiperglucemia dificulta el control de la enfermedad periodontal.
  • En mujeres embarazadas puede ser causa de preeclamsia o hipertensión arterial durante el embarazo, riesgo de parto prematuro, o incluso que el niño tenga bajo peso al nacer.

¿Cómo debe tratarse la enfermedad periodontal?

El principal objetivo del tratamiento consiste en:

  • El control de las bacterias causantes de la enfermedad.
  • La corrección de factores que nos hacen más susceptibles a padecerla, como el tabaco y la higiene oral.
  • Crear las condiciones para controlar la enfermedad a largo plazo.

Fases del tratamiento

La mayoría de los tratamientos incluye:

1. Fase higiénca y desinflamatoria:
Instrucciones de higiene oral por parte del profesional y eliminación de placa o cálculo (sarro) visible (limpiezas) y el sarro del interior de las bolsa (subgingival) mediante raspados.
2. Fase quirúrgica:
Cirugía periodontal básica, cirugía de regeneración periodontal y cirugía estética periodontal, en los casos indicados.
3. Fase de mantenimiento:
Una vez finalizado el tratamiento, el periodoncista indicará la frecuencia de los controles periódicos necesarios para mantener los resultados conseguidos.

¿En qué consiste el mantenimiento periodontal?

Una vez terminado el tratamiento periodontal, y si consideramos que la enfermedad está controlada, pasamos a establecer una serie de visitas periódicas, cuya frecuencia se establecerá individualmente para cada paciente, y que suelen ser entre 3 y 6 meses.

"Las visitas periódicas y una escrupulosa higiene bucal son la base del éxito de un tratamiento periodontal"

Una escrupulosa higiene bucal diaria es imprescindible por parte del paciente.

La combinación de estos dos factores es la base del éxito en el tratamiento periodontal.

Odontología conservadora

Tratamientos de odontología conservadora

Es la parte de la odontología que se ocupa del tratamiento de las enfermedades y alteraciones que afectan a los dientes (como caries, malformaciones, fracturas, etc.).

"El objetivo es eliminar el tejido enfermo o dañado y sustituirlo por un material artificial"

El objetivo es eliminar el tejido enfermo o dañado y sustituirlo por un material artificial de restauración para devolverle la salud, función y estética al diente.

Este tipo de restauraciones se pueden realizar de manera directa utilizando resinas compuestas (composite), o en el caso de que haya una gran destrucción dentaria también se pueden preparar indirectamente mediante incrustaciones de resina o de cerámica.

Tratamientos de odontología conservadora

Mujer sonriendo
Mujer sonriendo
Cirugía preprotética
Exodoncia de terceros molares y otras piezas incluidas
Elevación de senos maxilares.
Fenestracción de caninos incluidos, para tracción ortodóncica.
Frenectomías.
Exéresis de quistes y épulis.
Cirugía apical.
Regeneración ósea guiada (ROG)
Regeneración tisular guiada (RTG)
Toma de muestras para biopsia.
Cirugía periodontal y mucogingival (Periodoncia)
Cirugía de colocación de implantes.
Joven sonriendo

Tratamientos de odontología estética

La Odontología Estética es la parte de la Odontología que se encarga de mejorar nuestra sonrisa. No es una especialidad en sí misma ya que implica la acción, muchas veces simultánea, de prácticamente todas las especialidades de la Odontología.

El objetivo a mejorar, su sonrisa, requiere el análisis pormenorizado de forma, color, posición y alineamiento de encías y dientes y, sobre todo, de su integración armónica con el resto de la cara. Todo ello con el aseguramiento previo de un estado de salud bucodental adecuado.

Entre las técnicas de odontología estética destacan las restauraciones tipo incrustaciones, coronas de porcelana ó circonio, y carillas de composite. Una de las técnicas más demandadas son las carillas de porcelana, que son láminas delgadas de porcelana que cubren la cara exterior de los dientes. Se utilizan para disimular defectos de forma o color en los dientes anteriores, permitiendo lucir una sonrisa bonita y muy natural.

Blanqueamiento dental

Blanqueamientos dentales en nuestra clínica

Es un tratamiento dental estético revolucionario (tanto por su demanda enorme como en cuanto ha supuesto un paso enorme en el mundo de la estética dental) que logra reducir varios tonos el color original de las piezas dentales, dejando los dientes más blancos y brillantes.

"Se realiza un blanqueamiento en el consultorio que dura entre 1 o 2 horas, con el cual el paciente ya ve cambios significativos"

Generalmente se realiza un blanqueamiento en la consulta que dura alrededor de una hora, con el cual el paciente ya ve cambios significativos y se indica un tratamiento complementario en casa, con las respectivas indicaciones del odontólogo. Este tratamiento a altas concentraciones puede repetirse a modo de mantenimiento después de 6 meses a 1 año, según la severidad de las manchas o pigmentaciones que el paciente presente.

En general, aunque depende del estado de la dentadura de cada paciente, es importante y necesario realizar una limpieza dental profesional (ultrasonidos + cepillado profesional) completa previa a la realización del blanqueamiento dental.

Blanqueamiento (antes/después

Efectos de un buen blanqueamiento

El blanqueamiento no tiene efecto sobre ningún tipo de restauraciones, siendo estas: amalgamas, restauraciones realizadas con luz halógena (resinas o rellenos blancos), incrustaciones y coronas o puentes.

En el caso que el paciente presente este tipo de arreglos en el sector anterior sobre todo, se le realiza el blanqueamiento y posteriormente a ello se procede a hacer el recambio de las restauraciones que no han modificado su color. Para poder realizar el recambio de estas restauraciones es necesario esperar 15 días aproximadamente para que el color obtenido con el blanqueamiento se estabilice.

Volver arriba